11/06/2006

Petición en línea contra la Represión

Al: Gobierno mexicano
Dr. Luis Ernesto Derbez Bautista, Secretario de Relaciones Exteriores
Emb. Jorge Castro-Valle Kuehne, Embajador de México en Alemania
Emb. Andrés Leopoldo Valencia Benavides, Embajador de México en Brasil
Dr. Juan Andrés Ordoñez Gómez, Cónsul General de México en Río de Janeiro

Berlín, Alemania, 6 de noviembre de 2006
Brasilia y Rio de Janeiro, Brasil, 6 de noviembre de 2006

Los abajo firmantes manifestamos nuestra sorpresa e indignación por los actos violentos ocurridos frente a algunas representaciones diplomáticas de México en el exterior.

Desde el día 29 de octubre se han realizado alrededor del mundo numerosas manifestaciones de carácter pacífico en contra de la entrada de la Policía Federal Preventiva (PFP) al estado de Oaxaca, por el cese inmediato de la represión y el respeto a los Derechos Humanos de la población oaxaqueña, así como por la destitución del Gobernador Ulises Ruiz. Hasta ahora estas manifestaciones -según nuestro conocimiento- han tenido lugar en Barcelona, Berlín, Toulouse, Marsella, Madrid, Londres, Milán, Tucson, Nueva York, Sao Paulo, Brasilia, Chicago, Bilbao, Detroit, Washington, Vancouver, Río de Janeiro, Fortaleza, Buenos Aires, Santiago de Chile, Lima, Ginebra, Atenas, Helsinki, Valencia, Caracas, Montevideo, Roma, Nápoles, Seattle, Boston, San Antonio y Austin.

Contrario al manejo de la situación por parte de los Consulados de Barcelona o Tucson -en donde los Cónsules salieron a negociar con los y las manifestantes, facilitando el ejercicio de su derecho a manifestarse- , los hechos en las ciudades de Brasilia, Berlín y Río de Janeiro el 1 de noviembre terminaron en el uso de la violencia por parte de la fuerza policíaca local. En ambos casos el uso de la fuerza incluyó: golpes, spray antimotines, jaloneos y detenciones. Los enfrentamientos incluyeron también detenciones en Londres, Nueva York y Vancouver, así como la intervención policíaca el 3 de noviembre en el Instituto de México en París ante la negativa de la directora para proyectar un documental de seis minutos sobre Oaxaca, aún cuando el público ya se había manifestado a favor de verlo previo a la proyección de la película programada en el evento. Todos estos abusos pudieron ser evitados por la intermediación de nuestros representantes en el extranjero.

Hacemos responsables a estas legaciones diplomáticas, tanto por no respetar nuestro derecho ciudadano a manifestarnos frente a la representación de México fuera de territorio nacional, como por llamar a la represión policíaca en contra de manifestantes de origen mexicano y solidario(a)s internacionales. La situación es particularmente delicada si consideramos que los mexicanos, dada su calidad migratoria, son más vulnerables ante este tipo de intervención policíaca.

Exigimos por tanto: el respeto a nuestro derecho ciudadano a manifestarnos libre y pacíficamente ante nuestras representaciones diplomáticas en el extranjero; priorizar la actitud de diálogo y respeto con los y las manifestantes, en lugar del llamado a la fuerza pública local para silenciar nuestro descontento ante la actuación del Gobierno mexicano; el retiro de los cargos en contra de los y las mexicano(a)s detenidos o en proceso judicial.

Apelamos a la obligación diplomática de velar por el respeto a la integridad física y moral de los ciudadanos mexicano(a)s en el extranjero.

¡Viva el pueblo de Oaxaca en lucha!
¡Respeto a las demandas e integridad física de los y las compañero(a)s en resistencia!¡Destitución del Gobernador Ulises Ruiz!
¡Salida inmediata de la PFP de territorio oaxaqueño!

Atentamente,

FIRMA AQUI