10/06/2006

Asesinan a maestro oaxaqueño; complot para justificar desalojo, denuncia APPO

  • Fue degollado cuando se dirigía a una reunión del Consejo Central de Lucha
  • El homicidio forma parte del Plan Hierro, afirma; alerta máxima entre sus seguidores

ENRIQUE MENDEZ Y OCTAVIO VELEZ ENVIADO Y CORRESPONSAL

Lugar en donde fue encontrado el cuerpo del maestro Jaime René Calvo Foto Marco Peláez
El cuerpo de Jaime René Calvo Aragón, maestro de matemáticas, fue llevado al anfiteatro de la Cruz Roja oaxaqueña. El profesor fue secuestrado cuando se dirigía a una reunión de la disidencia magisterial de la sección 22 y degollado por sus captores

Oaxaca, Oax., 5 de octubre. Cuando en la ciudad de México se daban pasos hacia la distensión, Oaxaca vivió una jornada de violencia que concluyó esta noche con la ejecución del maestro de matemáticas e ingeniero químico Jaime René Calvo Aragón, integrante del Consejo Central de Lucha (CCL), disidente de la sección 22 del magisterio. De inmediato, la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) se deslindó del asesinato, declaró alerta máxima y afirmó que el hecho forma parte de un denominado Plan Hierro que, denunció, sería orquestado por el gobierno de la entidad para justificar una intervención policiaco-militar.

El vocero de la APPO, Florentino López Martínez, dijo desde el quiosco del Zócalo oaxaqueño que dicho plan consiste en "iniciar una confraofensiva, que incluye la detención de dirigentes y hechos de sangre para hacer creer que este movimiento es violento y se justifique un desalojo simultáneo" del plantón y las barricadas.

Sin embargo, la dirigencia del CCL responsabilizó a la APPO y a la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), así como al gobierno de Ulises Ruiz y al de Vicente Fox del asesinato de Calvo Aragón, ocurrido aproximadamente a las 19:30 horas.

Cabe mencionar que Ulises Ruiz estuvo en el lugar en donde fue asesinado Calvo Aragón a las 16 horas.

El maestro fue secuestrado cuando se dirigía a la reunión vespertina de su corriente y trasladado en su propia camioneta, una Chevrolet Celebrity, placas TJU6369, donde sus captores lo degollaron.

En el asiento trasero y en el piso del auto -que fue estacionado en la avenida Plan de Ayala, frente a la escuela primaria Otilio Montaño- quedó un charco de sangre y, según testigos, todavía atado de manos por la espalda con un cordón rojo, el profesor caminó unos pasos y cayó frente a la agencia municipal de Cinco Señores, en la calle Artículo 123, a unas calles del domicilio de uno de sus compañeros donde se realizaba la reunión.

Su cuerpo fue trasladado por la Cruz Roja al anfiteatro Manuel Matos de esta ciudad.

Ataques a radio La Ley

La jornada de violencia inició desde la madrugada en esta capital. A las dos de la mañana, en la barricada de la emisora de radio La Ley fueron detenidos cinco hombres que habían hecho disparos desde un Volkswagen con placas HAB3458, color vino.

Los agresores, de los que sólo cuatro ofrecieron sus nombres, fueron llevados hasta el quiosco, donde fueron semidesnudados, cubiertos de la cabeza y atados a los postes de una carpa. Ahí, Miguel Rodríguez, Ramiro Galeana, Raúl Gijón y Justino Fierro recibieron azotes con fuetes y casi una hora después fueron desatados del poste, pero de inmediato los amarraron con una cuerda y llevados, en fila india, a una camioneta que los sacó del Centro Histórico.

La respuesta tardó sólo 15 horas. A las cinco de la tarde, un grupo de priístas de la colonia Pueblo Nuevo detuvo a un grupo de integrantes de la APPO que realizaban labores de brigadeo y los retuvieron en la Escuela Leona Vicario de la colonia Santa Rosa Panzacola, donde fueron golpeados.

De inmediato, por medio de radio La Ley fueron convocados integrantes de las barricadas para rescatar a sus compañeros, y se instrumentó un operativo de búsqueda, primero en la escuela y después en la agencia de policía.

Sin embargo, los priístas ya habían liberado a los integrantes de la APPO, y sólo el profesor Carlos Castillo fue internado en el hospital civil de esta ciudad.

De forma paralela, en Salina Cruz ocurrió un enfrentamiento entre priístas y representantes de la asamblea popular, del que esta organización responsabilizó a la alcaldesa Edith Escobar Camacho.

El vocero de la APPO dijo esta noche que si bien todos esos hechos parecen aislados, en realidad "obedecen a un plan orquestado por Ulises Ruiz, su secretario de Gobierno, y el secretario de Protección Ciudadana, Lino Celaya Luría".

Por eso, explicó, se lanzó un llamado a todos los participantes en barricadas para fortalecerlas ante la posibilidad de que en las próximas horas se apliquen más acciones dentro del denominado Plan Hierro, del que ofrecieron dar más detalles.

Transformación de la APPO

Mientras, al mediodía, las organizaciones que confluyen en la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) anunciaron este jueves la realización de un congreso constitutivo de la Asamblea Estatal de los Pueblos de Oaxaca (AEPO), en noviembre, para dar paso a una organización con estructura, principios, programa, estatutos y órganos estables de dirección ya que, aseguraron, si bien su principal demanda es la renuncia del gobernador Ulises Ruiz, el movimiento pugna por "solucionar las demandas de todos los oaxaqueños".

La convocatoria, abierta a todos los sectores, regiones, municipios y pueblos indígenas "que coincidan en la necesidad de impulsar las transformaciones profundas de la sociedad", establece que la nueva agrupación requiere "de los instrumentos necesarios para asegurar la continuidad de la lucha popular, dar orden y certidumbre a las actividades del movimiento popular oaxaqueño".

A su vez, unos 300 alumnos de la Universidad Autónoma Benito Juárez (UABJO) realizaron una marcha desde ese centro educativo al zócalo, en demanda de la liberación de Pedro García García, estudiante de derecho levantado el domingo por la tarde en las inmediaciones del campus.

Por su parte, Felipe Canseco Ruiz, ex miembro del Partido Revolucionario Obrero Clandestino Unión del Pueblo-Partido de los Pobres (PROCUP-PDLP), consideró la posibilidad de que los grupos armados recientemente aparecidos en el estado sean organizaciones auténticas.
"Tengo la certeza, en un 99.9 por ciento de probabilidades, de que se tratan de expresiones armadas revolucionarias genuinas", señaló.

El ex guerrillero hizo esa declaración después de revisar y analizar con David Cabañas Barrientos, hermano de Lucio Cabañas, un video propagandístico del denominado Movimiento Armado Revolucionario (MAR) y el comunicado dejado por la llamada Organización Revolucionaria Armada del Pueblo de Oaxaca (ORAPO), que detonó petardos en instituciones bancarias.

En el video "esta expresión que se hace llamar MAR estructura un discurso, un tipo de planteamientos y una lógica de los diferentes grupos que confluyeron en el EPR y que se dispersaron en la diáspora. Pugna por una carta magna, un nuevo constituyente y otros puntos programáticos; habla con un discurso medido, no con actitud beligerante contra el Estado mexicano, pues solamente habla de una posibilidad de actuar militarmente en caso de que sea reprimido el movimiento magisterial y popular oaxaqueño", sostuvo.

Sobre el manifiesto de la ORAPO, expuso que presenta "faltas de ortografía y algunos errores en la redacción, aunque muchos grupos no son muy duchos en esto", pero "bien puede ser una legítima estructura insurgente".

Pero cuestionó su actuar por hacer estallar petardos en instituciones bancarias. "Como hombres que militamos en un movimiento armado, que estuvimos presos por más de siete años y que ahora estamos insertos en la lucha política de masas, consideramos que fue una desafortunada decisión", señaló.