8/20/2006

Se suma el SNTS a la exigencia para que renuncie Ulises Ruiz


pedro matías y lourdes godínez leal

* La Sección 35 decreta paro indefinido de labores en el estado; la medida afecta a 15 hospitales y 650 centros de salud

Oaxaca, Oax., 16 de agosto (apro).- La Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de del Sector Salud (SNTS), se sumó hoy a las movilizaciones para exigir la renuncia del gobernador Ulises Ruiz, y decretó un paro indefinido de labores.

Luego de realizar una marcha de la fuente de las Siete Regiones al Zócalo oaxaqueño, los afiliados del SNTS realizaron un mitin para sumarse de manera indefinida al plantón del magisterio y la Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca (APPO), donde anunciaron el paro de labores en los servicios de saludo del estado.La medida afecta a 15 hospitales y 650 centros de salud; será por tiempo indefinido “hasta que Ulises Ruiz se vaya de Oaxaca” y el gobierno federal atienda sus demandas de “rezonificación y aumento de aguinaldo”, informó Marcos Villanueva Coronado, líder de la Sección 35 del SNTS. Las áreas de urgencias y hospitalización continuarán brindando atención.

El secretario estatal de Salud, Martín Vásquez Villanueva, manifestó que la prestación de los servicios médicos en los hospitales y centros de salud de la entidad no resultó afectada con la marcha. Aseguró que los 19 hospitales y 634 unidades de primer nivel que integran la red de servicios de salud del estado laboraron sin contratiempos.

Así mismo, dijo que las áreas de urgencias hospitalarias están preparadas para atender cualquier situación, por lo que la marcha que realizaron los agremiados de la Sección 35 no perjudicó la atención médica.

Ante la amenaza del paro indefinido, declaró: “Estamos preparados ante cualquier eventualidad, los oaxaqueños pueden tener la certeza que contarán con los servicios médicos cuando los requieran.”

Bloquean bancos

Por su parte, el movimiento magisterial y popular bloqueó, desde las 9:00 horas, los accesos a las sucursales del banco Azteca, y de las tiendas Electra, Salinas y Rocha, y Coppel, en protesta por la línea editorial de los noticiarios de Televisión Azteca.

De igual forma, realizaron mítines en los penales de Miahuatlán, Zimatlán y Cuicatlán, donde se encuentran recluido el dirigente del Frente Popular Revolucionario, Germán Mendoza Nube; el exdirigente de la Sección 22 del SNTE, Erangelio Mendoza González; y el biólogo Ramiro Aragón Pérez, a quienes consideran “presos políticos”.

El pintor Francisco Toledo envió una carta a las autoridades federales, estatales y municipales, en la que aboga por la libertad del biólogo Aragón Pérez. Dijo que es “un investigador académico que ha hecho aportaciones importantes al conocimiento y la conservación del patrimonio natural de Oaxaca, particularmente en el estudio de las aves silvestres”. Por su parte, la Procuraduría General de Justicia integró las averiguaciones correspondientes por los delitos de privación ilegal de la libertad y recaba mayores indicios para iniciar una indagatoria por el delito de secuestro, por la retención de dos policías ministeriales por parte de la APPO.

La procuradora de Justicia, Lizbeth Caña Cadeza, solicitó la colaboración de la PGR para que requiera a los integrantes de la APPO la presentación de los agentes retenidos. Cacerolazos en el SenadoEn tanto, en el Distrito Federal, alrededor de 90 mujeres de la APPO, la mayoría indígenas, se manifestaron hoy con pancartas, cacerolas y cucharas en mano, afuera del Senado de la República para exigir la destitución del gobernador Ulises Ruiz Ortiz; y amenazaron con quedarse en plantón permanente en caso de no obtener respuesta de los senadores.

Frente al grupo de granaderos que resguarda las instalaciones del Senado, las mujeres gritaban consignas en contra de Ulises Ruiz, a quien califican de “inepto, asesino y corrupto”.Algunas con niños en los brazos y otras con cacerolas y cucharas golpeaban una y otra vez al tiempo que lanzaban consignas contra Vicente Fox, a quien acusan de ser "cómplice" de la "ingobernabilidad" que viven en Oaxaca.