8/23/2006

Relato de Tortura en Oxaca


Dentro de la campaña de violencia y tortura que se está dando últimamente en Oaxaca, difundimos el relato que Elionai Santiago y Juan Gabriel Ríos han hecho el 12 de agosto de los sucesos acaecidos el pasado 10 de agosto.

  • ¿Qué habéis denunciado en la rueda de prensa que acabáis de conceder?

Elionai Santiago (ES): Soy maestro de educación primaria, terminé mi licenciatura y me encuentro actualmente dando clases de segundo grado en la comunidad de Santo Domingo de Teohomulco. A la vez integrante del SindicatoNacional de Trabajadores de la Educación sección 22 de Oaxaca.

El día miércoles 9 de agosto nos encontrábamos haciendo una ronda propia delas actividades de nuestro grupo, buscando a unos compañeros que habían sido desaparecidos anteriormente. Nos habían llegado rumores de que estuvieran abandonados en alguna calle o clínica. Al internarnos en la Colonia de SanFelipe nos interceptó un coche del que bajaron aproximadamente 3 personas con armas largas y vestidos de civil. Nos dijeron que nos bajáramos delcoche apuntándonos con la metralleta. Me revisaron, me quitaron mi cartera ymi celular, las llaves de mi casa, de mi aula, todas mis credenciales, mis tarjetas y otros documentos que venían en mi cartera. Me agredieron, me cortaron la oreja, supongo que con un pedazo de vidrio porque escuché como rompían una botella; intentaron ahorcarme y supongo que con esa misma cuerdame hicieron las marcas que llevo en la espalda. Entre los golpes que medieron en la cara también me golpearon en el labio, lo cual hizo que se me hinchara toda la cara.

Me pusieron en una celda inhumana, con materia fecal, con muchas moscas que se me amontonaban en la oreja porque todavía estaba sangrando.

Tardaron unas 24 horas en decirme qué se me estaba imputando, que era posesión de armas de fuego, cosa que he venido a declarar que es absolutamente falso. Yo jamás he accionado un arma de ningún tipo y muchomenos del ejército. De hecho solo las he visto en la fotografía que ellos mismos han mostrado.

He venido aquí a declarar que todo de lo que se me acuda es falso. Yo no tuve ninguna riña con ningún grupo de vándalos (la policía ha manifestadoque esa es la causa de sus heridas) Los que me agredieron fueron personas vestidas de civiles con armas que solo lleva la policía, el ejército o alguna de las fuerzas de represión contra el pueblo de Oaxaca. A eso vine y a responsabilizar al Gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, de inventar todo este delito que se nos achaca.

Juan Gabriel Ríos (JGR): Las mías fueron las mismas condiciones. Ni siquiera nos dijeron porqué nos detenían. Tan solo nos dijeron que bajáramos delvehículo, nos cambiaron a otro y luego a una furgoneta donde nos golpearon brutalmente. No querían ninguna información, no querían nada. Solo querían lastimarnos. A mí me levantaron el rostro para lastimarme la ceja, sangrarme, lastimarme el otro ojo. Lo que ven ahora no es nada comparado concomo estábamos cuando nos llevaron a la prisión. Allí no sabían porqué estábamos allí, donde estuvimos desaparecidos casi 24 horas, esperando quequizá nos trasladaran y fuéramos a estar desaparecidos todavía más tiempo.

  • ¿Fue arrestado alguien más?
(ES): También fue arrestado mi cuñado Ramiro Aragón Pérez. Él es biólogo yha trabajado a nivel estatal, nacional e internacional. Él no tienenecesidad de hacer uso de esas armas que sólo usan aquellos que se dedican areprimir al pueblo. Actualmente se encuentra recluido en el penal deZimatlán de Álvarez. Él presenta quemaduras de cigarro en la frente y golpesque le dieron principalmente en la cabeza por tener el pelo largo y que no se le vieran. Cuando llegamos a la prisión él se quitó un puñado de cabellos que le habían jaloneado. A él le imputaron la tenencia de un arma larga porlo que no le concedieron fianza, como si ocurrió con nosotros. Es ridículoel decir que tuvimos una riña con semejantes armas, ¿Cómo íbamos entonces apresentar tales señales de tortura?

(JGR): Nosotros exigimos la liberación de nuestro compañero y que se nos quite este proceso igual que a todos los presos políticos, Nosotros no hemos sido los primeros y estamos en la tentativa de que tampoco seremos los últimos. La familia de Ramiro ya perdió a una hermana por la misma impunidad, por la misma negligencia de las personas que están a cargo del gobierno. También murió una maestra y ahora es él el que está preso.